Orgánicos Argentinos unidos en un mismo Movimiento

Unión MAPO – CAPOC

panel-mapo-capoc.jpg

 De izq. a dcha. Laura Tami, fundadora y primera presidenta de CAPOC; el Ing. Agr. Pedro A. Landa, presidente de MAPO; Gustavo Miralles Brea, vicepresidente de MAPO y último presidente de CAPOC hasta su unión con MAPO y Gonzalo Roca, ex presidente de MAPO hasta su unión con CAPOC, y vocal en la Comisión Directiva actual.

Se está llevando adelante una nueva etapa en MAPO, con políticas fuertes que permiten dar un salto cualitativo y cuantitativo al Movimiento Orgánico.

La producción orgánica argentina atraviesa tiempos de unión y fortalecimiento en una curva de crecimiento que asciende a un ritmo pausado pero firme desde hace más de veinte años, y ha demostrado ser la alternativa sustentable ante la crisis medioambiental y cambio climático planetario.

El MAPO está alineado con estos acontecimientos y se refleja claramente en la unión con CAPOC (Cámara Argentina para la Producción Orgánica Argentina), lograda gracias a la gestión impecable de las presidencias y vicepresidencias de ambas organizaciones: Gonzalo Roca y Pedro A. Landa por MAPO y Gustavo Miralles y Sebastián Sala por CAPOC fueron quienes llevaron adelante agendas consensuadas, trabajando siempre unidos desde el sector privado en las relaciones con el sector público.

El 15 de noviembre asumió la nueva Comisión Directiva de MAPO, integrada por reconocidos referentes de la cadena orgánica, celebrando la continuación de los proyectos y la renovación de energías.

Comienza un nuevo período, renovado, fortalecido y nutrido de gran entusiasmo y optimismo. Con visión global, experiencia y energía para acompañar a la Producción Orgánica Argentina en un crecimiento continuo y sin pausa.

El Ing. Agr. Pedro Landa, ex vicepresidente de MAPO asumió como presidente con Gustavo Miralles, ex presidente de CAPOC como vicepresidente y en esta nueva etapa de MAPO

Gonzalo Roca, presidente saliente y actual vocal, agradeció el apoyo, la inteligencia y el trabajo de todos para llegar a este presente de unión: «Ahora renovando el ciclo, «Habemus Comisión Directiva», es de por si una buena noticia, pero tenemos la mejor Comisión Directiva que se necesita para estos momentos. La unión de MAPO con CAPOC, es de por si lo más alentador. Es demostrativo de grandeza y de la clarividencia del sector. Años buscándolo, había suficientes antecedentes desde el Sector Orgánico Argentino en las gestiones realizadas ante el sector público desde 2005 a la fecha. Quedaba tomar la decisión final, tener el coraje y seguir trabajando por la Producción Orgánica que es una necesidad del planeta, y Argentina debe sobresalir en ella. Con todo mi agradecimiento a los socios a quienes he sentido como verdaderos escoltas, cuidando al MAPO, a la Producción Orgánica», concluyó.

La creación del MAPO en 1995, fue un paso fundamental para el desarrollo de la Producción Orgánica en Argentina y un reconocido ejemplo para Latinoamérica. El movimiento representa a los productores, consumidores y investigadores, ONG´s y gobierno relacionado con la producción orgánica. Sus miembros, que venían trabajando juntos desde años anteriores, hicieron posible la conformación de las Normas de Producción Orgánica junto a los organismos oficiales. Se vincularon con organismos internacionales y se gestionaron importantes proyectos para el desarrollo de la actividad en el país.

En 1998 el MAPO fue el encargado de organizar la XII Conferencia Científica de la IFOAM (International Federation of Organic Agricultural Movement) que se desarrolló conjuntamente con la II Exhibición Mundial de Productos Orgánicos y con el I Seminario Internacional «Orgánicos en el Supermercado». Fue el mayor acontecimiento de la agricultura orgánica mundial realizado en la Argentina, a la que asistieron más de 700 científicos y productores de 60 países.
En ese mismo evento, que representaba la magnitud de la potencialidad Argentina para la Producción Orgánica, se hicieron evidentes las diferencias y necesidades de los Productores. Las oportunidades de exportación requerían una atención especial y fue así, que en aquel encuentro se anunció la creación de CAPOC, la Cámara Argentina de Productores Orgánicos Certificados, presidida por la productora orgánica, Laura Tami.
En los últimos cinco años las gestiones de ambas Instituciones sufrieron un proceso de maduración atravesado por líneas de intereses divergentes, que por momentos se cruzaban y requerían de la unión de MAPO-CAPOC para resolver los problemas comunes a la cadena orgánica.

El Ing. Pedro Landa, actual presidente y socio fundador del MAPO, destacó la gran calidad humana y profesional de los integrantes de la Comisión Directiva que lo acompañan y rescató los principios firmes de la Agricultura Orgánica que los unen: «salud, ecología, equidad y precaución, con respeto por nuestra tierra y nosotros mismos, acompañando a la Producción Orgánica en todo el país».

Gustavo Miralles, flamante vicepresidente de MAPO calificó de «histórico para el sector orgánico Argentino» el día de la firma de unión MAPO CAPOC: «Una vez más los orgánicos demostramos que existe una Argentina que aprecia claramente la importancia de estar unidos, de tirar del carro para el mismo lado y trabajar en equipo. Este logro es muy importante y fue el fruto de un trabajo cuidadoso y continuo de ambas instituciones. Con una Comisión Directiva destacada, con dos ex presidentes, con dos ex vicepresidentes y con actores importantes representativos de los sectores productivos más importantes de la Argentina, con un acabado conocimiento e idoneidad, más el compromiso de dedicación y esfuerzo que asumen en este momento, nos permitirá abordar todos los temas prioritarios con la suficiente solvencia y profesionalismo. Estamos en el inicio de una nueva etapa que contemplará seguir incrementando fuerte los negocios de exportación, especialmente los de valor agregado y donde dedicaremos esfuerzo y creatividad para enfrentar el desafío del mercado interno, logrando su desarrollo y consolidación», concluyó.

Sebastián Sala, actual protesorero de MAPO, expresó su gran satisfacción personal por haber concretado este proyecto e idea de unión, que se inició hace más de cinco años, en el acta fundacional del Sector Orgánico Argentino: «No dudo que la institucionalidad de nuestro querido sector orgánico ha dado un salto cualitativo superior que redundará en beneficios para todos los que estamos, de la forma que sea, relacionados con la producción orgánica. Fueron muchas las personas que hicieron su aporte para que la Unión de este nuevo MAPO-CAPOC haya sido posible».

Brasil ya anunció su Copa Orgánica para el Mundial de Futbol con sede en este país en el 2014, y serán los productores orgánicos de Latinoamérica unidos quienes nutrirán con la diversidad de sus productos, libres de agroquímicos, cultivados y elaborados con respeto por la tierra y sus habitantes, a las selecciones de los diferentes países competidores, a la organización y a los espectadores que lo deseen, en uno de los eventos de mayor trascendencia mundial. Y MAPO está preparado para trabajar en sintonía.

MAPO en los medios